viernes, 30 de diciembre de 2016

Una reflexión en torno a la relación hombre-máquina


Josep Alabern Valentín, ingeniero industrial superior, director-gerente de Aguas de Manresa y presidente del AMCTAIC ha ofrecido una charla sobre la relación hombre-máquina en la sede barcelonesa de los EIC correspondiente al ciclo Foro de Patrimonio Industrial. El acto, de carácter reflexivo, ha servido para hacer un repaso histórico de la vinculación que ha tenido el hombre con las máquinas hasta la época actual, en que la digitalización y la automatización lo está transformando absolutamente todo.
Resultado de imagen de man machine relationship

La jornada ha expuesto una manera diferente de visualizar las máquinas tanto a las personas con formación técnica como las de formación humanística.

Después de la introducción con una discusión ontológica tanto del hombre como de la máquina, Alabern ha explicado un nuevo concepto de artefacto (mecánico, humano y simbólico) que define a la máquina como un artefacto mecánico en funcionamiento, bajo la conducción de el hombre.

Siguiendo la evolución de la historia de la técnica y partiendo de la herramienta como prolongación de la mano humana, se llega mediante muchos ejemplos en la máquina servida por el hombre y la máquina que sustituye al hombre.

A continuación, la ponencia ha continuado con un muestreo del análisis de la técnica, de los automatismos y de la organización del trabajo que ha implicado la sistematización de la producción industrial. Un ejemplo paradigmático es la implementación de las cadenas de montaje impulsadas por Henry Ford en Estados Unidos de América.

Esta época de desarrollo industrial estaba caracterizada pues por una organización sistematizada del trabajo, aparece el trabajo y la producción industrial como se conoce ahora y, a la vez, la descomposición del trabajo. La organización del trabajo humano en el sector industrial ha implicado la especialización y la cooperación. Surge la producción manufacturera y la fábrica.

Finalmente, la interacción de máquina, programa y hombre nos lleva a la visualización de la sociedad actual como una red de humanos y no humanos.

 Resultado de imagen de man machine relationship

En esta red encontramos una serie de tendencias, que Alabern ha enumerado en:


  • ambientes artificiales: mundo hecho de artefactos
  • procesos de control y de gestión
  • interacción interdisciplinaria
  • tecnificación los hechos virtuales y de ficción
  • flexibilidad y manipulación de las simulaciones
  • modelos de simulación y programas
  • control remoto y sensores inteligentes
  • autonomía los sistemas inteligentes
  • robotitzación


Finalmente, la relación hombre-instrumento-mundo ha cambiado hasta manifestarse hoy día mediante la mediación técnica, las redes de personas y dispositivos, la delegación tecnológica y la prescripción tecnológica, el agenciamiento distribuido (entre humanos y no humanos), formando una red.